El comprador vegano solía ser un investigador minucioso. Encontrar productos sin explotación animal en su etiqueta suponía un verdadero estudio de campo. Dificultad que podía convertirse en pesadilla dependiendo del país o región en la que viviera. Por suerte, internet y la extensión del veganismo han facilitado las cosas para los que hemos elegido cosumir de manera ética y respetando al prójimo, sea de la especie que sea.

Así, empiezan a ser más comunes los restaurantes con opciones veganas, los productos señalados con el logotipo de la uve verde (muy mejorable, por cierto) y las tiendas con embutidos y quesos vegetales. Hoy en día el target vegano ya no corresponde exclusivamente a las marcas tradicionalmente vinculadas a este tipo de productos, sino que las generalistas también se disputan esa cuota de mercado al verla crecer día tras día.

Apuntarse al carro es, resumiendo, la estrategia de estas empresas. Como Hellmann’s de Unilever, que, tras denunciar a Hampton Creek y su mayonesa Just Mayo por utilizar el término “mayo” en su nombre comercial sin contener huevo, decidió retirar la denuncia y sacar a la venta su propia versión vegana. O Ben & Jerry’s la marca especializada en helados que acaban de presentar su línea vegana, así certificada por Vegan Action, elaborada con leche de almendras y sin derivados animales.

hellmans-eggless-mayojust-mayoben-jerrys-non-dairy

Hace aproximadamente un año, Dr Martens también decidió sacar una línea vegana de sus famosas botas para satisfacer a los que no quieren usar la piel de otro animal como complemento. O aún más sorprendente es el caso de la cadena de comida rápida y emblema de la industria cárnica, McDonald’s, que vista la creciente demanda de una hamburguesa vegetal, su McVeggie ha pasado de ser una opción desde 2012 en India dónde no había manera de colocar la carne de vacuno, a estar presente en las cartas de sus restaurantes de Alemania o Italia desde el pasado año.

martensvegantaco-bell-meal

De la misma manera, otra cadena del estilo, Taco Bell, es la primera con productos certificados por la AVA (American Vegetarian Association), entre los que se incluyen 13 comidas preparadas y 35 ingredientes a la carta, 26 de los cuales son veganos.

En España, de momento, los productos que no contienen huevos o derivados de la leche parecen ir más encaminados a satisfacer las necesidades de los alérgicos que a las de los veganos. Pero es cada vez más frecuente encontrar el logotipo vegano en algunas etiquetas y será cuestión de tiempo que descubran las posibilidades reales de enfocar sus productos hacia el consumidor respetuoso.

Podemos aplaudir todas estas iniciativas que visibilizan el veganismo y felicitarnos por disponer de una mayor variedad de opciones o podemos condenar su propósito y negarnos a consumirlas porque al fin y al cabo esas empresas siguen colaborando en la explotación animal con el resto de sus productos. Tú eliges.

4 comentarios

  1. elisa

    me parece estupendo: ya era hora de que se nos tuviera en cuenta

  2. Juanjo

    Unilever testea en animales

  3. Ros

    Mientras sigan usando transgénicos, me importa un comino que digan que no usan productos animales. No todo vale sólo por ser vegano. Te tiene que importar también el efecto devastador en el planeta de la producción de siembras transgénicas, que mata muchísimos más animales cada día que los que nos podamos llevar a la mesa en toda la vida.

  4. En calzado vegano a parte de Dr. Martens, Vans también apuesta fuerte por el veganismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.